Pocas cosas tenía claras cuando empecé la búsqueda de mi vestido, pero que no me gustaba el plumeti era una de ellas…”lunarcitos??? acaso tengo yo pinta de cursi???!!!”. Al final, mi vestido estuvo lleeeeno de detalles de plumeti, que sutilmente le dieron el aire romántico y divertido que buscaba!

Así que como me he vuelto una incondicional de este tejido (para novias e invitadas), aquí os dejo algunos ejemplos en los que podéis ver que, aunque a primera vista suele pasar desapercibido, es lo que le da el toque especial a cada look, ya sea en velos, faldas, cuerpos, mangas o tocados.

Muchos de estos vestidos son de Helena Mareque, una de mis diseñadoras favoritas.

Anuncios