Hace más de un año descubrí a Stillmotion con el vídeo que os voy a enseñar y, aunque no es de los mejores que tiene, tuve claro que quería algo así para mi boda. No sabía qué era lo que tenía, pero sin duda era diferente a lo que estaba acostumbrada a ver.

Así que, a base de ver y ver más vídeos suyos y empezar a buscar algo así en España, fui aprendiendo y admirando a la gente que es capaz de convertir una boda en algo más que una película. Y no es sólo un tema de medios técnicos, que también (pues para conseguir hacer cosas como estas no sólo hacen falta cámaras de fotos que graben en HD…detrás hay todo un montaje de travellings, grúas, steadicams…), sino de gente que ama su trabajo y disfruta transmitiendo sentimientos, detalles, emociones…

En España estamos empezando a hacer vídeos de este estilo con gente buenísima y estoy convencida de que, aunque mucha gente aún no valora el vídeo como las fotos, es cuestión de tiempo que esto sea un boom y empiece a valorarse como se merece.

No os aburro más y os dejo con mi primer vídeo de Stillmotion que, por cierto, son Canadienses pero trabajan por todo el mundo (de hecho este está grabado en Maui). Y, como cotilleo y por si alguien se viene arriba, creo que contratarles está por encima de los 6.000$ 😉

Por favor, fijaros en los detalles, no en la estética de la boda.

(confieso que me se el discurso de memoria 😀 )

Prometo seguiros enseñando mis vídeos favoritos.

Feliz fin de semana!

Anuncios