Los tonos maquillaje han sido super tendencia este año y los hemos visto en miles de vestidos de invitadas y zapatos de novia…pero por qué no jugar con ellos para la decoración floral de vuestra boda?

La clave para conseguir un resultado espectacular y desenfadado es mezclar flores usando distintas tonalidades…blanco, rosa palo, vainilla y hasta melocotón suave. El resultado es taaaaaan romántico y vintage que me vuelve loca!!!

 

Y si me permitís una sugerencia, en Verde Pimienta tienen un gusto muy especial si buscáis un ramo único…aquí os dejo algunos ejemplos 😉

¿Qué me decís…os gusta? Porque a mi me encantaaaa!

Anuncios