Venecia, un desayuno, una canción y un precioso anillo de platino y diamantes de 1920 de Bárcena ponían fecha a una de las bodas que más esperábamos.

Y con toda la ilusión del mundo, Javi y Laura pusieron rumbo a Toledo, pues aunque ellos son de Madrid le tienen un cariño especial a esta ciudad. Y en un par de visitas tuvieron claro que lo celebrarían en el Cigarral de Caravantes, un hotelito rústico con unas vistas espectaculares a Toledo.

Con el lugar de celebración decidido, tocaba la elección del vestido…pero Laura tenía clarísimo lo que quería! Así que con la ayuda de su prima y de Pier Paolo Alvaro, fueron dando forma a su vestido y al de su madre.

Como no quería llevar velo, optó por un tocado de cristales de Monic para acompañar a una preciosa trenza de espiga ladeada, que le daba un punto sofisticado a su look tan natural.

Para los zapatos, optó por unos peep toe en pitón color vino, hechos a medida en Resan.

La ayuda de Mónica, la hermana de Javi, fue clave para muchos de los detalles de la boda. Juntas crearon su ramo, compuesto por tres flores de ajo color violeta que ataron con una cinta de rafia, así como otro súper campestre que Laura entregó a su prima.

Mónica también se encargó del vestuario de los hombres de la familia, que optaron por el esmoquin en lugar del clásico chaqué, e incluso diseñó su propio vestido.

Ya estaba todo listo…empezaba el gran día!!! Y desde la ceremonia, cargada de cariño, emoción y la gran intervención musical de sus amigas de siempre (al ritmo de “I Say a Little Prayer“), todos disfrutamos de un día inolvidable.

Abrieron el baile con Moon River, y fue tan romántico entre velas y bengalas, que Laura no pudo evitar volver a emocionarse.

Y para rematar la fiesta, un divertido photocall con labios y bigotes!

Enhorabuena chicos…fue una boda preciosa!!! Que seais muy felices!!!!

Fotos de Le Mariage Créatif

Anuncios