Se acabaron las vacaciones y toca ponerse las pilas con los preparativos, así que hoy dejo a un lado la inspiración para ponernos serios! 😉

Empieza la cuenta atrás para la temporada fuerte de bodas y seguro que muchas novias que me seguís estaréis en pleno proceso de elegir la música que os acompañará en el gran día. Y aunque hay quien lo tiene todo claro (o eso dice…), la mayoría nos volvemos locos con la elección del formato y el repertorio musical porque, organicemos la boda que organicemos, lo queremos todo!!!

Sobre todo si optamos porque haya música en directo en la ceremonia o en el coctail, pues el grupo no sólo ha de tocar bien, sino además han de tener buena presencia, un precio razonable, un repertorio amplio…y aunque entre internet y las sugerencias del Telva Novias tenemos miles de opciones donde buscar, que todo nos encaje no es tan sencillo!

Y si a eso le sumamos la habitual borrachera de blogs americanos, podemos volvernos locos buscando cosas así sin demasiado éxito… 😉

Así que si valoráis los mismos aspectos que yo a la hora de buscar un grupo para vuestra boda y me permitís un par de consejos, os recomendaría dos cosas:

1) Asistir a una audición del grupo previa a la elección: Hay muchos grupos que a priori no lo ofrecen pero si lo pedís no suelen poner pegas e incluso la orientan a los gustos musicales que les digáis. Para mí era un punto clave, ya que como tocarían en la ceremonia y en el coctail, necesitaba estar segura de que eran personas serias y encajaban con el estilo que queríamos. Y creedme que hasta que no conoces un poco lo que hay detrás de este mundillo no te haces una idea de lo importante que es conocerles previamente, así que no seáis vagos e intentad verles tocar antes de decidiros!

2) Elegid la formación musical que mejor se adapte al estilo de repertorio que os guste: Dicho así parece obvio, pero ciertas formaciones son más perfectas que otras y, en función de la música que elijáis, sonará mejor con unos intrumentos que con otros. Por ejemplo, el piano o el saxo suenan muy bien pero están algo limitados para cierta música clásica pero son perfectos para repertorios más actuales, mientras que un cuarteto de cuerda, con 2 violines, 1 viola y 1 chelo, es la formación más perfecta y se adapta perfectamente a todos los estilos. Sigue pareciendo obvio, pero yo no caí hasta que no escuché muchas versiones tocadas por distintas formaciones y me ayudó a tomar la decisión.

Una vez elegido el formato, toca ponerse con el repertorio de la ceremonia. Tarea algo más sencilla en el caso de una boda clásica y por la Iglesia, pero en cualquier caso importantísima, pues aunque luego os quede la sensación de que a la gente le ha pasado desapercibida, vosotros disfrutaréis escuchándola y la recordaréis siempre. Mi único consejo aquí es que no os dejéis influir por el “qué les parecerá a los demás” y elijáis aquellas canciones con las que de verdad os visualicéis en los momentos importantes de la ceremonia. Olvidad si son más o menos típicas, alegres, tristes…lo importante es que os gusten a los dos y os emocionéis al pensar en cada momento.

Seguro que Spotify estará siendo vuestro gran aliado en la selección, sobre todo porque te permite descubrir miles de opciones y versiones de cualquier canción. Mi gran descubrimiento fue encontrar a Vitamin String Quartet, un cuarteto de cuerda que hace versiones de millones de canciones conocidas. Todo un filón de inspiración si queréis saliros un poco del los típicos repertorios de bodas sin jugárosla demasiado. Podéis echar horas escuchándoles en Spotify pero, en concreto, os recomiendo que escuchéis estas versiones:

  • Big Me, de Foo Fighters
  • Sweet child of mine, de Guns N`Roses
  • Stand inside your love, de The Smashing Pumpkings
  • Don´t know why, de Norah Jones
  • Brown eyed girl, de Van Morrison
  • Today, de The Smashing Pumpkings
  • Chasing Cars, de Snow Patrol
  • Pretty good year, de Tori Amor

Una de estas canciones formó parte de nuestra ceremonia y, creedme: se te ponían los pelos de punta tocada en directo por un cuarteto de cuerda. Y gracias a encontrar esta versión, el grupo que tocó pudo hacer los arreglos para nosotros, pues no encontraron la partitura en el mercado. Así que este es el mejor tip musical que os podía dar…espero que os ayude tanto como a mí!!! 😉

Además de estas versiones del Vitamin String Quartet, permitidme un par de sugerencias más que descubrí en nuestro proceso de elección y que probablemente no las encontréis en los repertorios habituales…ya me diréis que os parecen! 🙂

  • Salut d`amour, de Edward Elgar
  • Venezia, de Peter Martin
  • Beguine from “Latin Set”, de Peter Martin
  • Master & Commander BSO, J. S. Basch Suite for Cello  Solo No.1 in G. Yo-Yo Ma
  • Violin concerto in E minor, Op 64 Andante, de Felix Mendelssohn

Así que espero que disfrutéis y le pongáis ilusión a la búsqueda, pues con el tiempo esas canciones se convierten en parte importante de vuestros recuerdos y os acompañarán toda la vida.

Feliz vuelta a la rutina! 🙂

Anuncios