Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Llego casi en tiempo de descuento, pero no quería dejar pasar Septiembre sin compartir con vosotras la boda que imagino este mes.

Tendencias aparte, la nostalgia de cumplir el primer año de casada en pocos días me hace rescatar todo aquello que, por unas circunstancias u otras, no hubo en mi boda. Así que puestos a imaginar, hoy habría sido así…

* No hubo iglesia, pero de haberla hoy, sería la del pueblo de mi abuelo (Villatoro, Avila). Lleva cerrada muchos años, pero conserva dos preciosas escalinatas de piedra y un enorme retablo gótico en el interior.  Eso sí, a mi abuela no podríamos contárselo hasta el día anterior porque la mataríamos de los nervios (y la ilusión, aunque eso se negara a reconocerlo…)

* No hubo botones, pero de haberlos hoy, irían de arriba a abajo en una espalda completamente cerrada.

Foto de Casilda de la Pisa

* No hubo recogido, pero de haberlo hoy sería bajo, ahuecado y con cierto aire despeinado. Los de Amaia Salamanca en Gran Hotel me fascinan.

* No hubo velo, pero de haberlo hoy sería un sencillo y lánguido tul de seda.

Vestido de Sole Alonso

* No hubo encaje, pero de haberlo hoy serían detalles de valenciennes antiguos

* No hubo pajes, pero de haberlos hoy llevarían coronas de flores naturales a juego con mi ramo

Coronas de The Workshop

.* No hubo ajuar, pero de haberlo hoy incluiría una vajilla de Abe The Ape

* No hubo brezo, pero hoy no pararía hasta encontrarlo (y estoy segura de que Sally, de The Workshop, tampoco)
.
.
.
* Tampoco hubo discurso de mi padre. Y es de lo único que ahora me arrepiento
.
Anuncios