Etiquetas

, , , , , , ,

Aquí me tenéis por fin con el ansiado post de consejos sobre cómo llevar y elegir el ramo. Pero antes de que nos metamos en faena, quiero puntualizar que tampoco os los tenéis que tomar a al pie de la letra, pues por encima de todo está la naturalidad y estar relajadas el día de la boda.

No obstante, después de años observando a novias, me he dado cuenta de que un par de pequeños consejos a veces te hacen caer en cosas que a priori no pensabas que podían tener importancia pero que luego te pueden “arruinar” una foto por no haberlas tenido en cuenta.

Así que allá vamos…!!!

CONSEJOS PARA LLEVAR EL RAMO

(siempre y cuando sea un bouquet)

El momento de entrada en la ceremonia es uno de los más importantes. No sólo porque es de los que más miradas y fotos centraliza, sino porque suele ser en el que estamos más nerviosas y aún nos sentimos raras con todo el “atrezzo”. Así que, aunque alguien probablemente te ayude con la colocación del vestido, el ramo es cosa tuya y puede surgirte cualquier pose si no has pensado antes en ello.

Mi forma preferida para llevarlo es colocarlo a la altura de la cadera, con el brazo relajado. Pues tanto si tienes caderas como si no, disimula o ensalza la figura, no quita protagonismo al vestido y, fotográficamente, crea una composición triangular muy bonita.

R - BIEN FRENTE - como llevar el ramo de novia consejos de boda con Maron blog Sally Hambleton The Workshop

A continuación, una serie de ejemplos de poses que he visto a novias, algunas en la entrada a la ceremonia y otras durante el coctail o incluso posando para las fotos. Al fin y al cabo el ramo no es algo que llevemos habitualmente y es normal que nos despistemos, así que tampoco os agobiéis si os pasa. Yo también me veo así en alguna foto de mi boda 😉

R - FRENTE MAL - como llevar el ramo de novia consejos de boda con Maron blog Sally Hambleton The Workshop

R - CAIDO MAL - como llevar el ramo de novia consejos de boda con Maron blog Sally Hambleton The Workshop

R - LEVANTADO FRENTE MAL - como llevar el ramo de novia consejos de boda con Maron blog Sally Hambleton The Workshop

R - CODO LEVANTADO MAL - como llevar el ramo de novia consejos de boda con Maron blog Sally Hambleton The Workshop

R - CAIDO TORCIDO MAL - como llevar el ramo de novia consejos de boda con Maron blog Sally Hambleton The WorkshopR - DOS MANOS MAL - como llevar el ramo de novia consejos de boda con Maron blog Sally Hambleton The Workshop

El momento de las firmas también es importante para las fotos, pues aunque tengamos que dejarlo, lo ideal es que lo pongamos mirando a los invitados o al fotógrafo. Queda muy feo que salga “enseñando el culo” 😉

R - MESA FIRMAS BIEN 2 - como llevar el ramo de novia consejos de boda con Maron blog Sally Hambleton The Workshop

R - MESA FIRMAS MAL 1 - como llevar el ramo de novia consejos de boda con Maron blog Sally Hambleton The Workshop

A la salida de la ceremonia o cuando paseéis para que os hagan fotos puede que os encontréis con escaleras y pretendáis subirlas tan felices. Quizá lo consigáis sin necesidad de ayudaros con el vestido, pero creedme que como os quedéis enganchadas…el ramo estorba! Así que acordaros de cambiarlo de mano aunque la postura de coger a vuestro marido no sea tan natural como hasta ese momento.

R - ESCALERAS BIEN 1 - como llevar el ramo de novia consejos de boda con Maron blog Sally Hambleton The Workshop R - ESCALERAS MAL 1 - como llevar el ramo de novia consejos de boda con Maron blog Sally Hambleton The Workshop

La locura de las fotos más posadas (con amigos, familiares…) suele dar también para poses míticas…así que intentad que el ramo no esté por medio ni os quite protagonismo.

R - INVITADOS BIEN 2 - como llevar el ramo de novia consejos de boda con Maron blog Sally Hambleton The Workshop R - INVITADOS MAL 1 - como llevar el ramo de novia consejos de boda con Maron blog Sally Hambleton The Workshop R - INVITADOS MAL 2 - como llevar el ramo de novia consejos de boda con Maron blog Sally Hambleton The Workshop

Para que veáis que hasta las más guays también se marcan cagadas, os dejo algunos ejemplos: Anne Mouglalis y Astrid Klisans. Y, para comensar, un ejemplo de ramo a priori mal llevado pero que a veces queda bonito en las foto: Mercedes Peralta.

CONSEJOS PARA ELEGIR EL RAMO

La elección del ramo es de las cosas más personales, así que no me voy a meter en estilos o tipos de flores, sino en algunos aspectos que os recomiendo considerar. Hay cosas obvias como la época del año, el estilo del vestido, los tejidos…pues aunque los contrastes son bonitos, todo ha de guardar cierto sentido.

Pero hay cosas que a veces se pasan por alto y que también es importante valorar:

Tamaño: He tenido épocas en las que era súper purista con que el tamaño del ramo tenía que guardar armonía con el de la novia. Ni muy grandes ni muy pequeños, para no quitar protagonismo ni pasar demasiado desapercibidos. Pero con el tiempo he ido comiéndome mis palabras y acepto excepciones a esta regla general (con la que nunca te equivocas, por cierto…):

SI a los ramos pequeñitos, tanto en novias altas como pequeñas. Captan las miradas de forma brutal y tienen un toque romántico y delicado que me chifla.Un buen ejemplo aquí.

SI a los ramos grandes para novias altas, aunque en este caso sólo me gustan si tienen un aire muy desenfadado, silvestre y gran variedad de flores. Mejor ejemplo que el que llevo yo de Sally en las fotos, imposible. Nunca pensé que apostaría por su tamaño, pero al tenerlo en mi mano fue un auténtico flechazo. Eso sí…si optáis por ello, concienciad a quien os lo haga de que no pese mucho, pues podría acabar siendo incómodo.

Grosor del puño: En esto si que soy una purista!!! Un ramo ha de ser cómodo y, para ello, es clave que el puño no sea muy grueso para que podáis cogerlo bien. Hay floristas que alambran alguna de las flores, para poder aliviar de ramas el puño.

Acabado del puño: Lo normal es que los ramos acaben con las ramas vistas, pero valorad la opción de un ramo con el puño cubierto especialmente si vuestro vestido es de un tejido delicado, pues corréis el riesgo de que se os enganche. Algunos ejemplos aquí, aquí y aquí.

Y hasta aquí mis consejos para las futuras novias. Quizá os parezcan muchas cosas, pero al final son chorradillas y no os tenéis que agobiar!!! Que comos os decía, es un día para estar cómoda y disfrutar, y estoy segura de que simplemente con haber dedicado estos minutos a pensar en ello, os evitaréis alguna cagada inocente 😉

Ahora a disfrutar de lo que os queda por preparar, que es casi tan ilusionante como la boda! Enjoy!!!

Anuncios