Etiquetas

, , , , , , , ,

Viernes…primavera…parece que empieza a salir el sol…y me entran unas ganas locas de de aprovechar lo que queda hasta que nazca la enana para organizar alguna cenita chula en nuestra humilde terraza.

Aunque gastronómicamente no soy una gran afitriona, al menos intento que la mesa esté puesta mona y que haya algún detallito especial. Pero aún me queda muuuuucho por aprender, así que no puedo dejar de compartir con vosotras estos 3 vídeos de cenas espectaculares. Y así tomamos nota juntas 😉

La primera es del blog The Fresh Exchange. La llaman “A simple evening”, pero conseguir esa sencillez con tanto encanto me parece todo menos simple.

La segunda es el vídeo de presentación de 21 de Marzo, el nuevo proyecto del equipo de Anima Catering. Cuando lo veáis vais a querer una boda así!

Y para terminar con los dientes bien largos, una de las increíbles cenas que organiza el equipo de Kinfolk Magazine, que más que una revista es una forma de vida. En este caso fue en Philadelphia, pero tenemos la enorme suerte de que el último fin de semana de Abril organizan dos eventos en Madrid en torno al “Flower Potluck”, una tradición americana que consiste en compartir flores con nuestros vecinos para celebrar la llegada de la primavera. Para ello, cada participante lleva un ramito de flores, que serán la base para que dos grandes anfitrionas como Sally Hambleton y Elisabeth Blumen (en función del día que queráis participar) enseñen sus truquitos para hacer centros y ramos ideales. Y, a continuación, una comida o cena llena de encanto rodeados de flores y millones de detalles. Os dejo el link donde se compran los tickets (27 de Abril con Sally. y 28 de Abril con Elisabeth). Yo me lo estoy pensando MUY seriamente.

Visto esto, no se qué me gusta más, si todos esos pequeños detalles (luces de verbena, cenar descalzos sobre el césped, bebidas en botecitos de cristal, rodeados de flores…) o simplemente la forma tan mágica con que están grabados los vídeos. 

Me siento totalmente identificada con esa forma de mirar los pequeños detalles y confieso que a menudo desearía hacerme invisible, convertirme en cámara y poder recordar y transmitir esos momentos cotidianos que pasan desapercibidos para la mayoría pero que para mí son los mejores.

Y es que no hay nada como un vídeo, por sencillo que sea.

Así que, ya que veo complicado hacerme invisible y, más aún, ser una gran chef, al menos prometo obligarme a sacar la cámara más a menudo y esforzarme por plasmarlos.

Feliz fin de semana y que el sol nos acompañe!! 🙂

Anuncios