Etiquetas

, , ,

Acabo esta semana indignada por varias cosas de este mundillo, pero el remate ha sido encontrarme un artículo sobre “novias civiles” en una de las webs de moda con más reputación. Y es que ya sólo con ver esas dos palabras en un título se me ponen los pelos de punta, pues no sorporto ese afán por diferenciarlas de las “novias religiosas”.

Es evidente que hay cosas que diferencian un tipo de ceremonia de otra, pero de ahí a leer frases como “pocas ganas de complicarse la vida” o “bodas más sencilla y económica”, me parecen TAN ABSURDAS como DESFASADAS. Por no hablar de esas míticas propuestas de vestidos cortos insulsos, trajes de chaqueta o trapillos low cost.

Mi boda fue civil y, excepto porque no hubo cura, el resto fue igual de cuidado, emotivo y mi vestido podría haberlo llevado cualquier novia por la iglesia. Así que, para recordarla y acabar la semana con el mismo buen rollo que terminó nuestra ceremonia, os dejo el vídeo de la última canción que sonó (eso sí, versionada por un cuarteto de cuerda), que me encantaría escuchar en alguna de las próximas bodas religiosas que tengo! 😉

Dejémonos de etiquetas y que cada uno se vista y organice la boda como le apetezca. Y no os dejéis influir por lo que os digan que pega y lo que no, pues si hay un día en el que ser vosotros mismos ES ESTE. Así jamás te arrepientes ni equivocas.

Feliz fin de semana!!! 🙂

Anuncios